Más información: www.jorgecastro.es

jueves, 19 de julio de 2012

Homenaje a Alejandro Romano



Ayer viví uno de esos momentos mágicos que quedan grabados a fuego en la retina. Nuestro querido Alejandro Romano llegaba a Madrid. Engañado por Fran Espinosa, llegaron al Libertad 8 (que una vez más y gracias a Julián, fue el "salón" de nuestra casa) y allí estábamos esperándolos. Nunca olvidaré la cara de asombro de Alejandro cuando entró y nos vio a todos... cuando Fernando Lucini lo nombró y sonó una ovación inmensa, interminable. Después todos los cantautores y poetas que estábamos presentes fuimos desfilando por el acogedor escenario que tantas noches nos ha visto, que tantos buenos momentos nos ha brindado. Como colofón a una noche inolvidable, Javier Rodríguez del Barrio le entregó una placa conmemorativa, nombrando a Alejandro el embajador del Libertad 8 en Argentina, una placa que quedará colgada en la pared del café que tanto queremos. Volvimos a subir al escenario, en esta ocasión todos, para terminar cantando juntos "Sólo le pido a Dios" de León Gieco. Bajamos del escenario y todo eran abrazos al homenajeado, amistad y agradecimiento a nuestro querido embajador, al que nos abre las puertas de su casa, del Templo de las borracheras, al que debemos tanto... Amigo, te mando un fortísimo abrazo y decirte que que ha sido un placer conocerte en persona, a ti y a tu maravillosa familia, espero que llegue pronto nuestro próximo encuentro.


2 comentarios:

  1. Muchas gracias Jorge, en verdad esta noche no me la olvido en mi vida,,,,otra de las alegrias fue conocerte por fin, un alegron y un gusto.
    Un gran abrazo hermano,,,,,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo digo, hermano. ¡Otro abrazo enorme para ti!

      Eliminar